EL BOYADRON

El Boyadron es un prototipo diseñado en el evento del Blueweekend. Orientado en el reto del sector ambiental propuesto por la organización en el evento cuyo problema actual es la imposibilidad de llevar a cabo una monitorización low-cost y contínua del análisis de la calidad del agua en las proximidades de los emisarios submarinos.

El Boyadron consiste en una boya que alberga un dron en su interior equipado con sensores de turbidez y salinidad (conductividad) para detectar la concentración de bacterias en el mar proveniente de las aguas fecales y desaladoras. Se sitúa en las cercanías de un emisario y realiza el control de la calidad del agua en diferentes puntos de la zona de forma rutinaria enviando la información al centro de control diariamente.

El dron se integra perfectamente en el interior de la boya, dejando al descubierto la parte frontal, compuesta por paneles solares, encargados de suministrarle la energía necesaria. La boya también incorpora paneles solares en su parte superior, ya que tiene que abastecer de energía al GPS que aloja para georeferenciarse en todo momento con el dron. Para facilitar el atraque del dron en el interior de la boya, ésta cuenta con dos brazos que actúan a modo de embudo.

El dron sale de la boya y circula por la superficie del agua hasta llegar al punto donde realizar la medición. A continuación despliega el sensor que incorpora en su zona inferior y lo descuelga hasta la profundidad necesaria a la que hacer la medición. Cuando termina de realizar el análisis en los diferentes puntos y profundidades, regresa a la boya para descargar la información y permanecer a la espera del siguiente control.

    SUBIR